Saltar al contenido

Tipos de ayudas después del paro 

Si eres beneficiario del paro y aún no has encontrado trabajo es importante que conozcas los tipos de ayudas después del paro. 

El beneficio del paro tiene una duración de hasta dos años. Algunas veces ocurre que pasado este tiempo la persona beneficiada no ha encontrado una oferta de trabajo estable. Si es tu caso, entonces este artículo te será de interés. 

La prestación contributiva del paro es un cálculo que se realiza dependiendo de lo que la persona haya cotizado ante la Seguridad Social. Esto determina la cantidad a recibir y la duración de la ayuda. Todos los trabajadores tienen derecho al paro, así como a las ayudas a la finalización de este siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos. 

Índice

    ¿Dónde y cuándo solicitar las ayudas después del paro?

    Las ayudas después del paro se deben solicitar ante el SEPE con una cita previa. Una vez que finalice el paro se puede hacer el requerimiento de cualquiera de los subsidios. 

    Es importante saber que los requisitos para que se otorgue la ayuda son un poco estrictos, pero todas personas tienen derecho a cobrar este tipo de prestaciones no contributivas. 

    ¿Cuáles son los requisitos para optar por las ayudas después del paro?

    Hay dos tipos de requisitos. Uno es el básico el cual debe cumplirse en todas las ayudas y otro es más específico. 

    Veamos los requisitos básicos: 

    • Ser deseempleado. 
    • Apuntarse al paro y ser demandante de empleo en el SEPE. 
    • No tener derecho al paro y haber terminado la prestación contributiva
    • Que el salario no sea superior al 75% del salario mínimo. 
    • No haber rechazado alguna oferta de trabajo que el SEPE haya ofertado. 

    Subsidios o ayudas después del paro

    Algo muy importante que debes saber antes de optar por estas ayudas es que ellas están destinadas a las personas que tienen dificultades económicas. 

    Estos son los tipos de ayudas después del paro: 

    Renta Mínima de Inserción

    A este tipo de subsidio se le conoce también con el nombre de Salario Social. Esta ayuda está dirigida a aquellas personas que no tengan dinero para cubrir sus 

    necesidades básicas. La edad comprendida debe ser entre 25 y 65 años o ser menor emancipado legalmente.

    Los requisitos específicos para obtener este subsidio son: 

    • Tener residencia legal en España.
    • Haberse domiciliado en la comunidad autónoma donde se solicita la ayuda en los últimos años.
    • Agotamiento de las ayudas o haberlas ya solicitado con anterioridad.
    • Aceptar ofertas de reinserción laboral y formación.

    Las ayudas superan normalmente el 70% del SMI

    Subsidio para personas mayores de 45 años

    Este subsidio está dirigido a todos los mayores de 45 años que no posean cargas familiares y que no hayan tenido acceso al paro. Para optar por la ayuda se debe haber agotado la prestación contributiva. Va dirigida a personas vulnerables con dificultades para unirse a la vida laboral. 

    Estos son los requisitos: 

    • Estar desempleado e inscrito como demandante de empleo.
    • No tener ingresos superiores al 75% del salario mínimo interprofesional.

    Actualmente la ayuda es de 451,92€ mensuales por 6 meses

    Subsidio para mayores de 52 años

    Siguiendo la misma línea del subsidio antes mencionado esta ayuda está dirigida a mayores de 52 años con dificultad para ingresar al mercado laboral.

    Requisitos: 

    • Mayor de 52 años
    • Estar deseempleado
    • Haber agotado el subsidio por desempleo.
    • Estar inscrito como demandante
    • No gozar de ingresos superiores al 75% del SMI.

    El monto del subsidio es de 451,92€ por mes. Puede cobrarse hasta la edad de la jubilación.

    Subsidio de ayuda familiar

    Este tipo de ayuda está dirigida a todas aquellas personas que tienen carga familiar y que no encuentran un trabajo fijo. 

    Requisitos:

    • Haber agotado el paro
    • Estar desempleado e inscrito como demandante de empleo
    • No contar con ingresos que superen el 75% del SMI.

    El trámite debe realizarse en el SEPE. El monto es de 451,92€ al mes. 

    Subsidio por insuficiencia de cotización

    Este tipo de subsidio aplica para aquellas personas que tienen carga familiar y que no llegan a los 360 días cotizados. 

    Requisitos: 

    • Estar desempleado.
    • Ser demandante de empleo.
    • Haber cotizado 3 meses.
    • No disponer de ingresos superiores al 75% del SMI.

    El monto del subsidio es de 451,92€ al mes.

    Ayudas extraordinarias 

    Solo aplican cuando no tienes derecho al paro. Este tipo de ayudas se clasifican de la siguiente manera:

    Renta Activa de Inserción (RAI)

    Está dirigida a las personas en situación de desempleo y con una situación económica difícil. Se gestiona ante el SEPE y los requisitos son:

    • Ser menor de 65 años
    • Estar desempleado.
    • Ser demandante de empleo
    • No haber recibido antes esta ayuda.

    La ayuda tiene un tiempo de duración de 11 meses y el monto es de 451,92€ al mes. 

    Subsidio Extraordinario por Desempleo

    Dirigido a todas aquellas personas que han agotado el paro y que tienen mucho tiempo desempleados. 

    Los requisitos son: 

    • Haber agotado el paro.
    • Estar desempleado.

    Tiene un tiempo de duración de 6 meses, se gestiona ante el SEPE y el monto es de 451,92€ al mes.

    ¿Qué hacer para solicitar alguno de los subsidios?

    La mayoría de los subsidios se tramitan ante el SEPE para poder hacer la solicitud hay que solicitar cita previa. 

    El día de la cita hay que llevar los documentos que se indican a continuación: 

    1. DNI, NIE o TIE. 
    2. En caso de ser extranjero presentar pasaporte y otro documento.
    3. La solicitud de subsidio por desempleo.
    4. Justificante de la cuenta bancaria personal
    5. Es posible que te soliciten el certificado de empadronamiento o libro de familia.