Saltar al contenido

Requisitos para solicitar y beneficiarse de la pensión no contributiva

pension no contributiva

Al reunir cada una de las condiciones previstas, podrás empezar a formar parte de los pensionados no contributivos y recibir las nuevas cotizaciones 2021. 

¿Eres una persona que no ha cotizado lo suficiente o bien no ha trabajado nunca?

La pensión contributiva no se limita únicamente a la jubilación, también a personas inválidas

¿Quién puede ser beneficiario? 

Bueno, todos los ciudadanos españoles y nacionales de otros países que tengan una residencia legal en España.

Con la llegada de este año 2021, las cuantías previstas han sido facilitadas por la IMSERSO

En este artículo sabrás no solamente los requisitos para solicitar y beneficiarse de la pensión no contributiva, también podrás conocer cuáles son las cuantías y el modelo de petición para el trámite de su solicitud.

Te invitamos a seguir leyendo para que no te pierdas ningún detalle. 

¿Cuáles son los requisitos para solicitar y beneficiarse de la pensión no contributiva?

Antes de comenzar con los requisitos para solicitar y beneficiarse de la pensión no contributiva, es importante conocer el porqué de su denominación.

Al señalar una pensión como “no contributiva” se aluda a subsidios que no necesitan de aportes para su otorgamiento. 

Tal es el caso de las pensiones por vejez; ya sea por jubilación o edad, por invalidez o por hijos (Como por ejemplo madres o padres de familias numerosas) u otras condiciones pronosticadas legalmente. 

Los subsidios o pensiones no contributivas son un derecho que tienen aquellas personas que se encuentren en un estado vulnerable socialmente.

Es decir, sin auxilio previsional o no contributivo. Aquellos que no compongan bienes, ingresos ni recursos que disponen su subsistencia.

Asimismo, aquellos que no tengan parientes obligados por la ley a facilitarle alimentos o que, teniéndolos, se encuentren en una situación que se los impida. 

Ahora, sabido su concepto detrás de no-contributivo, veamos cuáles son los requisitos obligatorios para solicitar y beneficiarse de esta pensión:

Carencia de rentas

Es uno de los requisitos que se debe cumplir siempre y en todo momento en caso de que se busque optar por una pensión similar o compuesta por dichas características.

Para el año 2020, la persona aspirante no debe mantenerse percibiendo rentar o bien ingresos que sobrepasen los 5.488 euros anuales, ya que en caso opuesto, no podrá ser beneficiaria de estas oportunidades. 

Aún de este modo, si la persona no cotiza ingresos sobre 5.488 euros por año, pero coexiste con más personas, únicamente podrá disponer de una pensión no contributiva si al sumar todas las rentas y al mismo tiempo, ingresos de todos y cada uno de los que integran la unidad familiar no superen las siguientes cantidades: 

  • Convive únicamente con su cónyuge y/o parientes consanguíneos de segundo grado. La cuantía máxima anual por número de personas que conviven con el solicitante son los siguientes:
  • 2 = 9.329,60
  • 3 = 13.171,20
  • 4 = 17.012,80
  • 5 = 20.854,40

Entre los parientes consanguíneos se halla alguno de sus padres o bien hijos. La cuantía máxima anual por número de personas que conviven con el solicitante son los siguientes:

  • 2 = 23.324,00
  • 3 = 32.928,00
  • 4 = 42.532,00
  • 5 = 52.146,00

Conforme el tipo de pensión a la que opta

Además del requisito previo detallado de falta de rentas, se tienen en cuenta otros que cambiarán en función del género de pensión al que se aspira. En este contexto, se presentará cuáles son los tipos de pensiones:

  • Pensión no contributiva de jubilación

En caso de que la persona solicite una pensión no contributiva de jubilación, además de poder evidenciar que no percibe los ingresos o rentas anuales expuestos en el apartado previo, debe de cumplir con los siguientes requisitos:

  • El aspirante debe de tener cumplidos 65 años o más en el momento de solicitar la prestación no contributiva de jubilación.
  • Debe de residir o vivir en el territorio español y haber sido de esa manera durante un plazo de 10 años comprendidos entre los dieciséis y la fecha en que ya puede cobrar la pensión. Al mismo tiempo, de estos 10 años comprendidos en vivienda dentro de España, al menos 2 de ellos deberán haber sido consecutivos.

Informado esto, es importante saber que, los requisitos para cada pensión contributiva variará en función de si es jubilación o de invalidez. 

  • Pensión no contributiva de invalidez

Por otro lado, en el caso de una pensión no contributiva de invalidez, las condiciones para ser beneficiario de esta prestación se componen de la carencia de rentas desglosado previamente así como los enlistados a continuación: 

  • El aspirante a beneficiarse deberá ser mayor de edad y no tener más de 65 años.
  • Es obligatorio ser habitante en territorio nacional y debe haberlo estado, como menos, durante cinco años, 2 de estos deben haber sido consecutivos y de manera inmediata previos a la fecha en la cual se solicitará la pensión.
  • Al mismo tiempo, tiene que evidenciarse un grado de discapacidad igual o bien superior al 65 por cien. 

Puedes hacer clic aquí para conocer mucho más sobre los diversos grados de discapacidad así como las ayudas SEPE para personas discapacitadas. 

Cuantías previstas para el 2021

Para el año 2021 se han fijado una serie de próximas cuantías a percibir por los beneficiarios de una pensión no contributiva de jubilación o bien invalidez. 

Los beneficiarios de esta prestación no podrán cotizar cuantías menores a 1.372,00, ni superiores a 5.488,00 euros anuales que se incumbe a una pensión completa.

Por otro lado, en los casos de pensiones por invalidez, si el demandante padece un grado superior o igual al 75% y depende del cuidado de otra persona, la pensión se incrementará resultando en 744,00 euros al año. 

Modelo de petición

¿Tienes el perfil para ser beneficiario de esta pensión? Si es así necesitarás presentar el modelo de petición así como la documentación que se detalla en el siguiente enlace:

Explicación en video:

¿Qué es la paga no contributiva?

Según se desprende de la web de la Seguridad Social respecto a qué son las pensiones no contributivas, se trata de unas prestaciones económicas que se conceden a los ciudadanos que se encuentren en una situación de necesidad y carezcan de los recursos suficientes para su subsistencia

¿Quién gestiona las pensiones no contributivas?

La gestión de estas pensiones no contributivas está atribuida a los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma y a las Direcciones provinciales del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) en las ciudades de Ceuta y Melilla.

¿Cuánto suben las pensiones no contributivas en 2021?

Las pensiones no contributivas (también denominadas mínimas) han subido en 2021 un 1,8% tras la revalorización contemplada en los Presupuestos Generales del Estado diseñados y aprobados para este año. Una buena noticia para los beneficiarios de estas ayudas.

¿Quién tiene derecho a una paga no contributiva?

La pensión no contributiva de jubilación asegura a todos los ciudadanos mayores de 65 años y en estado de necesidad una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios, aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente para tener derecho a una pensión

¿Cuánto se cobra de pension no contributiva?

Cuantía de las Pensiones no Contributivas para el año 2021
Cuantía Pensión mensual Pensión anual
Integra 402,80 euros 5.639,20 euros
Mínima 25% 100,70 euros 1.409,80 euros
Íntegra +50% 604,20 euros 8.458,80 euros

¿Qué son las prestaciones contributivas y no contributivas?

Las pensiones contributivas exigen unos requisitos mínimos para poder cobrarlas. Con las pensiones no contibutivas no es necesario haber cotizado un número de años a la Seguridad Social para poder acceder a ellas. Las pensiones no contributivas se conceden a personas en situación de necesidad en base a sus rentas.