Saltar al contenido

Cómo pedir la baja voluntaria y cómo se debe comunicar

Suscríbete gratis a nuestra lista de correo electrónico dónde una vez por semana te enviamos un email informándote de las novedades en cursos y ayudas!

A veces, los trabajadores quieren renunciar voluntariamente. Te explicaremos qué debes hacer y cuáles son tus derechos y obligaciones.

¿Qué es la baja voluntaria?

Los trabajadores pueden dar por terminada la relación laboral mantenida con la empresa en cualquier momento sin dar motivos.

No importa si has firmado un contrato indefinido, temporal, de prácticas o de cualquier otro tipo.

Si desea marcharse voluntariamente, puede hacerlo comunicándoselo a la empresa.

Por supuesto, esta debe ser siempre una decisión libre de los trabajadores, no impuesta por el empleador.

¿En qué circunstancias no debo solicitar la baja voluntaria?

Es muy importante que los trabajadores solo presenten la baja voluntaria cuando realmente tomen una decisión propia.

Algunos empleadores presionan y engañan a sus trabajadores para que se tomen un tiempo libre voluntariamente, pero lo único que realmente quieren es “echar” a los trabajadores sin tener que pagar la compensación correspondiente.

En estos casos no se requiere la baja voluntaria:

  • Cuando la empresa cambia drásticamente el contrato o sus condiciones (horas, días, días de descanso, funciones)
  • Cuando envían al trabajador a otro centro fuera de casa o cuando la empresa no paga al trabajador.
  • Si sufres maltratos de la empresa o colegas de trabajo o si hay cambios en el empleador
  • Si se hereda de una empresa a otra, etc.
  • En estos casos anteriores, los trabajadores no tienen que presentar una baja voluntaria.

La ley promueve otras formas de demandar a las empresas y terminar la relación laboral, conservar el derecho a indemnización y al mismo tiempo no perder la posibilidad de solicitar el subsidio de desempleo.

¿Cómo se debe comunicar la baja voluntaria?

Si bien la ley permite que las bajas voluntarias se presenten por escrito o verbalmente, los jueces han comenzado a reconocer las comunicaciones por medios electrónicos.

Siempre se recomienda hacerlo por escrito, por duplicado, con copia a la empresa y al trabajador.

Si la empresa no quiere sellar la comunicación, los trabajadores pueden enviarla a través de burofax.

¿Qué plazo tengo para comunicar la baja voluntaria?

Los trabajadores deben informar a la empresa de su decisión de baja voluntaria según el convenio colectivo o el acuerdo estipulado en el contrato de trabajo.

15 días naturales, este es el aviso habitual.

Si el trabajador no cumple con este aviso, el empleador puede deducir los días que faltan en el aviso e incluso reclamar si el descuento es mayor que el acuerdo.

Debe prestar mucha atención a estos plazos obligatorios de notificación, porque en algunos casos, el incumplimiento de las notificaciones puede dañar gravemente a los trabajadores.

Por ejemplo, el convenio colectivo nacional sobre educación y formación no reguladas prevé un aviso de 30 días y los empleadores pueden deducir 2 días por cada día de retraso en la comunicación.

¿Me puedo echar atrás después de presentar la baja voluntaria?

Hasta el día de la baja voluntaria, es decir, durante el plazo de preaviso, la relación laboral continúa existiendo, pudiendo el trabajador desistir del cese voluntario presentado.

Según el precedente actual del Tribunal Supremo, la empresa debe aceptarlo salvo que cause algún daño (por ejemplo, haya contratado a otro trabajador).

Se considerará despido improcedente si la empresa no lo acepta sin motivos justificados.

¿Si estoy en prueba, puedo pedir la baja voluntaria?

En el caso del período de prueba, el trabajador puede rescindir el contrato sin ningún motivo y sin previo aviso.

La comunicación también debe hacerse por escrito, y es mejor indicar claramente en el documento que el contrato se rompió debido a la decisión del trabajador de “no pasar el período de prueba”.

En estos casos nunca se debe comunicar “baja voluntaria”, porque significa que se debe emitir un aviso obligatorio.

Si el trabajador decide no exceder el período de prueba, tendrá derecho a cobrar el trabajo y los días no remunerados.

Al igual que con la renuncia, no tendrá derecho a recibir ninguna compensación ni a exigir el desempleo, al cesar usted voluntariamente.

¿Me corresponde el finiquito?

Los trabajadores que proponen una baja voluntaria a la empresa no tienen derecho a recibir ninguna compensación, pero si tienen derecho a cobrar el dinero del finiquito.

La empresa solo tiene que abonar a los trabajadores la tasa del finiquito, como hemos visto, si no se emite la notificación a tiempo se puede descontar parte del finiquito.

Por tanto, en el último día de trabajo, la empresa deberá encontrar una solución.

Si no está de acuerdo con el monto especificado por la empresa, es importante que cuando firme ponga junto a la firma y la fecha: “NO CONFORME”.

A veces, la empresa deja a deber algo de dinero a los trabajadores que cogen la baja voluntaria voluntaria.

A pesar de dejar la empresa voluntariamente, estas deudas aún pueden ser reclamadas, como los salarios impagos, por lo que es muy importante firmar un acuerdo de conciliación como “NO CONFORME”.

¿La empresa qué puede pedir a los trabajadores?

Además de los descuentos para situaciones no anunciadas, la empresa también puede exigir una compensación a los trabajadores, como cuando se viola una cláusula permanente o se especifica en un convenio colectivo o contrato de trabajo.

La empresa debe probar estas pérdidas.

Por lo general, la empresa no hará tal afirmación, pero puede suceder en determinadas circunstancias específicas.

Acceder a la excedencia voluntaria

Para los empleados que quieran dejar la empresa, una opción menos arriesgada es solicitar la baja excedencia voluntaria.

De esta forma dejarás de trabajar para esa empresa y podrás encontrar trabajo con otro empleador.

Pero conservará la opción de reingresar a la empresa donde tiene excedencia.

La reentrada suele ser difícil, pero al menos esta opción sigue existiendo.

No se puede reclamar el paro hasta que haya una resolución.

Después de la baja voluntaria, no está legalmente desempleado, por lo que no puede solicitar el subsidio de desempleo.

El motivo de la baja voluntaria es irrelevante, los trabajadores no pueden solicitar el desempleo después de renunciar, ni siquiera pueden reanudar el paro si lo estuvieran cobrando anteriormente.

¿Qué poner en una baja voluntaria?

La fecha en la que se presenta o manda la comunicación.
Los datos de la empresa, nombre y CIF.
Si se envía por burofax, también la dirección de la empresa.
Hay que indicar los datos del trabajador, nombre, apellidos y DNI.
Hay que indicar claramente que se quiere dejar de trabajar.

¿Qué pasa si me voy del trabajo sin dar los 15 días?

El Convenio o contrato de trabajo pueden señalar las consecuencias de no preavisar. Pero si no indican nada, te quitarán un día de salario del finiquito por cada día que no hayas dado de preaviso. Por otra parte, en situaciones excepcionales, la empresa podría llegar hasta demandar al trabajador por daños y perjuicios.

¿Qué pasa si firmo baja voluntaria?

Las consecuencias de firmar una baja voluntaria son: Finalizar la relación laboral: aunque haya promesas de futuras contrataciones, de nuevos contratos… una baja voluntaria supone dejar de trabajar y no hay seguridad en que se vuelva a ser contratado. No tener derecho a una indemnización por el tiempo trabajado.

¿Qué pasa si me voy de la empresa sin avisar?

Si abandonas la empresa sin el debido tiempo preaviso, la empresa te puede obligar a indemnizar por daños y perjuicios. En el caso de baja voluntaria en la empresa no podrás solicitar la prestación por desempleo, ya que un trabajador tiene derecho a paro cuando la salida es por causa ajena a la voluntad del trabajador.