Saltar al contenido

Asistencia a autónomos desempleados. Cinco sugerencias

Suscríbete gratis a nuestra lista de correo electrónico dónde una vez por semana te enviamos un email informándote de las novedades en cursos y ayudas!

¿Qué sucede cuando los autónomos tienen que cerrar sus negocios debido a una crisis? ¿Existe Alguna ayuda en esta situación?

Cuando los autónomos se ven obligados a cerrar sus negocios, no están protegidos

La protección estatal de los trabajadores autónomos que han perdido sus actividades es mínima y no se puede comparar con los trabajadores por cuenta ajena.

Si bien el gobierno lanzó con gran fanfarria el llamado “paro de autónomos” en 2010, oficialmente denominado prestaciones por desempleo, la realidad es que es incomparable con las prestaciones por desempleo que reciben los trabajadores por cuenta ajena.

Esta prestación de cesación de actividad de los autónomos es una cotización obligatoria para los autónomos desde 2019.

En teoría, los autónomos deberían estar protegidos en caso de pérdida del trabajo.

Sin embargo, ha demostrado ser ineficaz, ya que una gran parte de las solicitudes han sido rechazadas por no cumplir con sus numerosos requisitos e incompatibilidad.

¿No tienen los autónomos el derecho de cobrar el paro como los demás trabajadores?

Imposible.

Las cotizaciones al Régimen Especial de Autónomos (RETA) no incluyen el paro.

Es más, desde el punto de vista de los supervisores, los autónomos que deben cesar cuando las empresas cierran ni siquiera se encuentran en la situación de “desempleo legal”.

Los autónomos que no cuenten con aportaciones suficientes en el plan general no podrán solicitar subvenciones como subvenciones familiares, subvenciones para mayores de 52 años, subvenciones especiales o Renta Activa de Inserción.

¿Cuál es la función las cotizaciones obligatorias a la seguridad social que pagan los autónomos cada mes?

Se utilizan para la jubilación, la atención médica y diversos beneficios, como baja por maternidad, paternidad, discapacidad, etc., pero no le permiten obtener ninguna ayuda cuando está desempleado, a excepción de los “beneficios por cese de actividad” mencionados anteriormente. .

¿Qué deberían hacer los autónomos que cierran o cesan sus ocupaciones laborales?

A-. En primer lugar, asegúrese de notificar a la oficina de impuestos y a la Administración General de la Seguridad Social (TGSS) de su retiro para que las contribuciones y obligaciones tributarias estén exentas.

B-. Registrarse como solicitante de empleo.

Esto te permitirá acceder a cursos de formación, comités de búsqueda de empleo, portales públicos de empleo, y te permitirá empezar a adquirir cualificaciones como buscador de empleo, lo cual es necesario para la futura elegibilidad (si cotizas al paro en el plan general y estás desempleado estatal).

Para proporcionar alguna ayuda a los desempleados de larga duración, como la RAI o el subsidio especial de desempleo para los desempleados de larga duración mayores de 45 años.

C-. Acude a la oficina de empleo para conocer tu situación.

Debe solicitar cita previa en la oficina de SEPE (INEM).

Cuando vayas a la oficina de empleo y revises tu expediente, el funcionario comprobará si el autónomo ha pagado la cotización por la suspensión y el mes en que cotizó.

Si has abonado esta cotización y cumples los requisitos, te avisarán que el llamado “paro de los autónomos”.

Si los trabajadores no tienen derecho a percibir prestaciones por cese de actividades, aportes insuficientes, o incumplimiento de los requisitos para obtener tales prestaciones, también es necesario verificar que no tienen derecho a percibir prestaciones por desempleo por sus aportes que hayan podido tener previamente a su actividad de autónomo.

Por ejemplo, algunas personas que están registradas como autónomos solicitan la suspensión de las prestaciones por desempleo que están recibiendo, y si no superan los 24 meses (720 días), podrán seguir percibiéndolas.

Hay muchas circunstancias personales posibles, por lo que es necesario confirmar que no tienes derecho al desempleo.

D-. Una vez que se determina que no puede recibir ninguna prestación por desempleo, la única forma de obtener la ayuda del SEPE (INEM) a corto plazo es obtener un contrato de trabajo que figura como desempleado en el plan general.

Si el trabajador tiene responsabilidades familiares y tiene al menos tres meses de cotizaciones, puede reclamar subvenciones, en caso contrario, necesita al menos seis meses de cotizaciones.

Con esto, puede solicitar el llamado subsidio de contribución insuficiente.

Es importante tratar los contratos a tiempo parcial con cautela, porque, por ejemplo, los contratos a tiempo parcial dan lugar al derecho a recibir subsidios, pero “parcialmente” al 50%, es decir, se cobra la mitad de la ayuda. (215 €) en lugar del 100%; (431 Euros)). Una vez que comienza a recibir beneficios por desempleo, abre la puerta a otros beneficios por desempleo.

E-. Si el autónomo no encuentra trabajo, y su situación es de falta de ingresos y fragilidad económica, entonces la única ayuda disponible corresponde a los servicios sociales de la comunidad autónoma, o la Renta Mínima Vital.

Más de 800.000 personas en España reciben “salario social” o “renta integrada” cada año. Los requisitos son muy estrictos para justificar lo que se necesita, y hay muchos trámites burocráticos, a veces lleva meses cobrarlos, pero hay que intentar iniciar el trámite.

Este tipo de ayudas es diferente en cada comunidad autónoma, en cuanto a requisitos, importe y duración.

Lamentablemente, no hay otra opción que las que mencionamos, al menos hasta que se obtenga una nueva oferta de desempleo.

Durante mucho tiempo, los autónomos se han dado cuenta de que son los únicos que afrontan las crisis.

El llamado “desempleo de los trabajadores por cuenta propia” inundó los titulares de los medios de comunicación.

Ante la crisis económica provocada por la nueva pandemia del coronavirus, la administración brindó una asistencia extraordinaria a los autónomos, pero de ninguna manera como los beneficios por desempleo y subsidios que gozaron los trabajadores.

Explicación en vídeo:

¿Qué autónomos tienen derecho a la prestación?

Estrictamente hablando, los autónomos no tienen derecho a una prestación por desempleo, pues este es un concepto que solo se aplica a los trabajadores por cuenta ajena cuando han perdido su trabajo.

¿Cómo solicitar el paro de autónomos?

Lo primero que debes hacer es acudir a la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal, SEPE, para solicitar la prestación por cese de actividad si eres trabajador autónomo. En el caso de esta ayuda, aunque la podrás solicitar en el SEPE, si es por cese de actividad la cubre la Seguridad Social.

¿Cuándo puede un autónomo cobrar el paro?

Tener cubierto al menos un periodo de cotización de 12 meses consecutivos, sin interrupción y anteriores a realizar el cese de actividad. El último período de trabajo debe ser inmediatamente anterior a la solicitud de cobrar el paro de autónomos.

¿Qué autónomos tienen derecho al cese de actividad?

La protección por cese de actividad alcanza a los siguientes colectivos: Personas trabajadoras autónomas comprendidas en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos. Personas trabajadoras por cuenta propia incluidas en el Sistema Especial de Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios.